sábado, 4 de diciembre de 2010

BUENAS COSTUMBRES.

Normalmente antes de realizar cualquier esfuerzo físico, se nos ha repetido hasta la saciedad, que debemos tanto calentar como estirar los diversos grupos musculares implicados, a fin de lograr una mayor rendimiento del trabajo de los músculos pero al mismo tiempo evitar tensiones, fatigas, sobrecargas, contracturas y en definitiva lesiones; a lo que le podemos sumar el hecho de que conforme las personas envejecen se va perdiendo no solo la fuerza muscular sino también la flexibilidad, lo que nos convierte en blanco fácil para posibles lesiones.

La práctica del surf como cualquier otro deporte requiere un esfuerzo físico, además considerado, dependiendo si bien del tipo de tabla que se utilice, claro esta que el esfuerzo no es el mismo con una 7” que con un 5,11”, es simplemente diferente; son muchos los grupos musculares implicados, no solo el tren superior sino también el tren inferior, muchas maniobras requieren de la fuerza, equilibrio y coordinación de diversos grupos musculares trabajando al unísono, a lo que podemos sumar la propia capacidad de resistencia de los músculos.

Es por esto por lo que no es de extrañar que muchas veces salgamos de los baños diciendo que nos duele aquí o allá, o se me ha subido el tal o el cual, o tengo el cuello como “Robocot”, o estoy “fundido vivo y solo llevo cinco minutos en el agua”, etc. Esto es normal en una persona que se esta iniciado pero en personas con horas en el agua no debería suceder, es por lo que es muy recomendable adquirir lo que podríamos denominar “buenas costumbres” en la practica del surf, y consistirían además de llevar una vida cotidiana “activa”, marcarnos unos protocolos de calentamiento y estiramiento antes de entrar al agua (y después entre otras cosas), y es algo más importante de lo que muchos puedan pensar, y más en el surf, donde se ven implicados tantos grupos musculares y donde son sometidos a una fuerte fatiga, y movimientos relajados (espera), constantes (remada continua), y explosivos (remada para coger la ola y maniobras); de ahí que si procuramos calentar y estirar antes de cualquier sesión, si os fijáis realmente, los cambios son exponenciales, no solo tendréis baños mas largos y con un mejor surf (pensar que todo mejora, hasta la coordinación y el equilibrio, lo que os hará progresar en vuestro surf ), sino que además retrasaréis un fenómeno natural reversible como es la perdida de fuerza y flexibilidad de los músculos, lo que os permitirá practicar surf por muchos más años.

Por todo esto cabe reflexionar, y pensar que suponen unos minutos de estiramientos y calentamiento antes de entrar al agua, si vamos a recibir tanto a cambio!!. Aquí podéis ver un protocolo de estiramientos, se relacionan hasta veinte ejercicios posibles, no es necesario hacer todos pero si por lo menos uno de cuello, hombros, brazos, cintura, piernas y rodillas; bueno, esto es al gusto y conforme se van ejercitando, cada uno sabrá que tiene que estirar mejor. Son tanto para antes como después de entrar al agua y solo deberían suponernos aproximadamente seis minutos:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada